Qué diferencia hay entre la Marcha Nórdica y el Trekking?


La principal diferencia radica en el tipo de bastón que se utiliza en cada disciplina. El bastón de MN está diseñado para avanzar e impulsarnos en dirección de la marcha. Esto es posible a la pieza del bastón llamada “Dragonera” en la que se introduce nuestras manos y nos permite abrir éstas en cada paso que damos sin perder el control de los bastones. De ahí deriva la técnica de la MN, con la cual conseguimos mayor impulso, involucrando al tren superior en el movimiento, consiguiendo apertura de pecho, mejora de la postura corporal (que se puede sentir en la primera sesión) y mejor rendimiento cardiovascular.

En la marcha nórdica el principal efecto de los bastones se produce cuando estos están por detrás de la cadera (impulso). En el trekking los bastones tienen mayor relevancia cuando están apoyados por delante de la cadera (apoyo).

Otra gran diferencia es que en la marcha nórdica tenemos que mantener en cada paso una coordinación contralateral, es decir, avanzar con pierna y brazo contrario al mismo tiempo. En el trekking esto no sucede “obligatoriamente”.

Esta coordinación contralateral facilita que se produzca un ligero movimiento de rotación de la columna al mismo tiempo que propicia una óptima apertura del tórax, mejorando nuestra salud cervical y dorsal.